El colectivo de profesionales de centros residenciales está sobretensionado y la pandemia ha agravado su situación

El colectivo de profesionales de centros residenciales está sobretensionado y la pandemia ha agravado su situación

Desde Buscadorderesidencias.info os hacemos llegar las conclusiones a las que ha llegado PENSIUM,  con la colaboración de la Fundació Salut i Envelliment de la UAB, tras el estudio realizado con la finalidad de conocer realmente las necesidades del día a día del colectivo de profesionales de centros residenciales.

 La pandemia del COVID-19 ha motivado la aparición de nuevas necesidades para atender a la demanda social creciente en el contexto actual. Después de dos años los trabajadores y trabajadoras de centros residenciales han realizado una labor muy importante para atender a las familias que conviven con una situación de necesidad de cuidado de un familiar en una situación emocional delicada. Y todo ello para mantener el bienestar biopsicosocial de las personas, grupos y comunidades, prevenir, intervenir y rehabilitar en situaciones de necesidad y además adaptándose al cambio social.

Precisamente, con el objetivo de conocer la situación real del colectivo de profesionales de centros residenciales tras la difícil etapa derivada de la pandemia e identificar qué acciones podrían hacer más fácil su día a día, PENSIUM ha promovido el estudio “Situación actual y necesidades del colectivo de trabajador@s de residencias post-COVID-19”, con la colaboración de Fundació Salut i Envelliment de la UAB.  El estudio se ha realizado mediante la técnica de Grupo Nominal con una muestra de profesionales de centros privados y públicos.

El colectivo ha estado sobretensionado de manera endémica por las condiciones laborales precarias durante años, y ha sido especialmente durante la pandemia, donde han aflorado situaciones de elevado estrés, ansiedad y sobrecarga de funciones, que pese mejorar la situación pandémica no se han visto revertidas, sino todo lo contrario” comentó Laura Fernández Maldonado, investigadora del estudio.

Las necesidades más priorizadas por las participantes han sido: la necesidad de visibilizar el rol del colectivo y reducir la confusión existente con otras figuras del ámbito social, no sin antes destacar de reducir la precariedad laboral que sufre el colectivo. Además, se ha destacado por parte de las personas participantes, que tanto la información como el tiempo en la atención durante la fase de acogida y seguimiento de la persona mayor son claves en el proceso de ingreso para hacer frente a la flagrante falta de información de las familias. Precisamente, se expresó cómo la creación de un entorno de confianza y de seguridad supone una carga de trabajo considerable, pero muy necesaria para establecer un vínculo. Así, la práctica de construir un perfil de la persona mayor y su entorno durante la fase de acogida, como si se tratara de un puzle, es de ayuda para atender las necesidades presentes y futuras. Especialmente porque apuntaron a un inminente vuelco generacional en el ámbito residencial que requerirá formación y adaptación.

En este sentido, Natalia Bundó directora de Marketing de PENSIUM indicó que “gracias a los datos que aporta este estudio ahora conocemos mejor las necesidades y requerimientos del colectivo y los retos que afrontará en los próximos años y nos permitirá desarrollar acciones de soporte para este colectivo, como actividades formativas y de apoyo en los principales ámbitos identificados por las participantes.”

Finalmente, se apuntó que la existencia de una comunidad de práctica que se reuniera periódicamente podría ser un espacio de soporte y encuentro donde confluir experiencias y conocimientos.