Está claro, podemos "no echar" a un residente por impago...

Está claro, podemos “no echar” a un residente por impago…

En el artículo anterior, estuvimos explicándote uno de los temas tabú de las residencias, que no solo es el porcentaje de plazas vacías que tenemos, sino un problema mucho mayor, esas plazas que tenemos llenas pero que no nos están pagando. En este sentido, te explicábamos el procedimiento necesario que debíamos llevar a cabo para acabar echando a un usuario por impago. Pero, realmente, llegar a esos extremos es: inhumano, drástico, penoso y un verdadero fracaso.

Por esta razón (y ahora más que nunca) es esencial que estemos a la altura y que podamos dotar a nuestros usuarios de herramientas útiles para poder hacer frente a posibles futuros problemas económicos. No solo somos gestores o directoras de residencias geriátricas, sino que realmente debemos ser una verdadera garantía para ese usuario que ha confiado su vida (lo que queda de ella) en nuestras manos. No podemos fallar.

Está claro que el equilibrio entre el cuidado a nuestros usuarios y la rentabilidad de un negocio es inversamente proporcional. Esto es así, también, en el caso de las residencias sin ánimo de lucro, ya que no dejan de ser empresas que usan el beneficio de explotación de otra manera. En lugar de repartir dividendos, todo el resultado se reinvierte en la propia fundación o ente sin ánimo de lucro.

Lo que es evidente es que debemos ayudar económica y financieramente a nuestros usuarios, ya que debemos convertir en “liquido” aquellos activos que puedan ayudarles a pagar sus gastos corrientes relacionados con la Residencia. Por esa razón, debes ayudar, no solo en la atención directa o indirecta, sino en aquellos puntos esenciales para el bienestar del usuario y, por supuesto, su seguridad económica está dentro de ese orden. Esto es fundamental, ya que ayudar a tus residentes es ayudar a que la Residencia que estás dirigiendo sea rentable o que, por lo menos, no arroje pérdidas.

En este sentido, es fundamental que tomes una decisión muy sencilla, dotarte de herramientas útiles y ofrecérselas a tus usuarios. Ya sabes que uno de nuestros Partners es PENSIUM, pero lo que te estamos ofreciendo con PENSIUM es ayudar a tus usuarios y, directamente relacionado con la ayuda a tus usuarios, se producirá la ayuda a tu Centro.

Evidentemente, PENSIUM se distingue de otras posibilidades que hay en el mercado, ya que no se quedan, en ningún momento, con el activo del usuario. Por lo tanto, los futuros herederos no ven peligrar la futura herencia. Podríamos decir que, con PENSIUM, llegamos a la “cuadratura del círculo” porque:

  • Ayudamos a que el usuario pague la plaza privada.
  • Ayudamos a la familia a no descapitalizarse.
  • Mantenemos intacta la propiedad del usuario.
  • La futura herencia no corre peligro.

Por estas razones, vale la pena que le eches un vistazo a la web de PENSIUM, tus usuarios te lo agradecerán.

0
¿Conoces todas las facilidades que te brinda PENSIUM?