Precios altos, pocos ahorros y listas de espera de 5 años...

Precios altos, pocos ahorros y listas de espera de 5 años…

Desde buscadorderesidencias.info nos hacemos eco de un hecho que ha sido noticia (y más que lo será), derivado de la inoperancia de las Administraciones en general. Es de todos conocido que a las residencias se las ha criminalizado y que hemos tenido que cargar con una serie de costes que no teníamos previstos. En este sentido, el que se movió, consiguió EPI’s a precios astronómicos, pero ahora estamos sufriendo las consecuencias de nuestra profesionalidad. Somos “presa” de nosotros mismos, pero porque nadie nos está ayudando…

 

Como ya sabéis, vamos entrevistando a diferentes operadores y propietarios de residencias geriátricas, ya que es bueno que tengamos diferentes puntos de vista sobre los mismos problemas, ya que son problemas, diríamos, “de sector”. Así pues, mientras la Administración se llenaba la boca de que estaba controlando a las residencias, lo que hacían era abandonarlas a su suerte y, además, lo que hacían era criminalizar las muertes que se sucedían día tras día en nuestros Centros.

Si bien es cierto que se aprobó en algunas Comunidades Autónomas una pequeña ayuda por plaza, derivado de los mayores costes repercutidos a las residencias por no poder derivar a los hospitales, esas ayudas (mal llamadas “módulos Covid”) han dejado de cobrarse en bastantes casos. Además, se está sumando el retraso en el cobro de plazas concertadas y eso, por supuesto, hace que nos veamos, literalmente, con el agua al cuello.

En muchísimos casos, muchos Centros han decidido aumentar los precios de las plazas privadas por encima del IPC, lo cual tiene trampa, si no leemos bien la información y si no nos fijamos en la evolución real del IPC, analizando una fuente viable. El IPC del 2020 para 2021, según el INE, fue de un -0,5%. Es decir, si tomamos las noticias o las quejas de los familiares al pie de la letra, simplemente los precios de las plazas privadas deberían haber bajado. Evidentemente, los costes nos han aumentado bastante, sobre todo a la hora de adquirir EPI’s y también en relación a la necesidad de cubrir las bajas del personal, que viene a ser entre el 55% y el 60% de los costes totales de una residencia.

Estamos frente a una realidad incontestable. La pirámide poblacional se está convirtiendo en una pirámide invertida y, por otro lado, el 82% de las plazas residenciales en España es de carácter privado. La guinda, son los costes cada vez más elevados a la hora de mantener cierta calidad de vida.

¿Qué ocurre con ese coctel tan delicado…?

Muy sencillo, cada vez hay más gente mayor, con pensiones cada vez más ajustadas, con niveles de dependencia cada vez mayores y con una Administración cada vez más ineficiente. Además, el modelo familiar que estamos construyendo hace que cada vez se tengan menos hijos y que la movilidad geográfica de los integrantes del núcleo de la familia sea  mayor. Esto produce que los abuelos, además de lo anterior, estén cada vez más solos y necesiten de servicios complementarios (asesoramiento inmobiliario, fiscal, legal…) añadidos a la dependencia que tienen cuando ingresan en nuestros Centros.

Más cosas que nos afectan. Las listas de espera en residencias geriátricas van desde los 5 meses (casi nunca) hasta los cuatro años y medio o cinco años (casi siempre). Esto produce que si el abuelo en cuestión sobrevive esos 5 años en una plaza privada que le costará de media unos 2.100€ mensuales (aquí estamos colocando todos los extras), lo que tendrá que pagar en esos 5 años será la suma de 126.000€. Si, además, va subiendo de dependencia (de grado II a grado III) le subiremos el precio y puede que este usuario, al final de esos 5 años, haya desembolsado la suma de 130.000€.

Como te comentábamos en otros posts, la pensión media de un jubilado en España está en 800€. Estamos hablando de pensiones de hace unos 10 años, ya que la pensión media a día de hoy (2021) está en unos 1.100€. Pero realmente, con lo que contamos es con la pensión de hace más de 10 años. Pues bien, si un usuario tiene una pensión de 800€ y le sumamos los 426€ de la ayuda a la dependencia desde el 2º año de estancia en el Centro, podemos hacer unos cálculos muy sencillos, teniendo en cuenta los 130.000€ que se gastará en 5 años en nuestra residencia:

  1. Tendrá recursos propios provenientes de su pensión de unos 48.000€ en 5 años.
  2. Tendrá unas ayudas de, aproximadamente, 20.448€ en 4 años.
  3. En suma, para los 5 años en la residencia, contará con unos 68.500€
  4. Le faltarán unos 62.000€ para poder hacer frente al coste total de la plaza privada durante esos 5 años de lista de espera, hasta que acceda a la plaza pública.

Por lo tanto, tienes que encontrar la manera de ayudar al usuario a que pueda pagarse la plaza. En ese sentido, si el usuario tiene, por ejemplo, 3 hijos, cada hijo debería aportar al pago de la plaza la cantidad de 344€ mensuales, o 4.100€ anuales. En ese sentido, os recordamos lo que dice el Código Civil al respecto del deber de prestar “alimentos”:

Están obligados a prestar alimentos: los cónyuges que se hallen en convivencia; aquellos divorciados y separados legalmente en que se acredite un empeoramiento personal; los ascendientes y descendientes; y los hermanos”.

Es decir, que los hijos también están obligados a prestar alimentos, por supuesto.

Pero, ¿Qué pasa cuando los hijos no pueden hacer frente a esos pagos o, directamente, no hay hijos…?

Pues que tenemos que buscarnos la vida para hacer frente al pago de la plaza de residencia privada, por lo menos, durante esos 5 años de lista de espera.

Aquí es donde entra en juego un proveedor de servicios que pueda gestionar los activos de los usuarios sin que los usuarios pierdan sus activos, es decir, sus propiedades. En este sentido, PENSIUM es una empresa que plantea una “solución puente” durante esos 5 años que tiene que estar el usuario pagando una plaza privada. En PENSIUM proponen soluciones de liquidez para que nadie, ni el usuario, ni los hijos del usuario de la residencia, tengan que preocuparse del pago de esos casi 800€ que le faltan al residente para hacer frente al pago de la plaza privada.

PENSIUM es una empresa con solera, con experiencia, que conoce de nuestro sector y que muchísimas residencias en toda España confían en el servicio que proporcionan. Sin duda, las necesidades de los usuarios son cada vez más globales, no solo tienen necesidades en la atención a su dependencia, sino que debemos también prestar atención a las necesidades económico-financieras que presentan y que deben ser cubiertas también.

Echa un vistazo a PENSIUM, estarás dando un servicio global a tus usuarios y nadie se preocupará por el acceso a la plaza pública, ya que la plaza privada estará cubierta con creces.

[ays_poll id=17]